EL PORTAL DE AHORRO PARA EMPRESAS
Y PROFESIONALES
Atención al cliente
Atención al cliente
937127310
Estás viendo empresas en Todos : Administración > Gestoría y asesoría > Gestoría y asesoría presencial > Articulos Darse de alta como autónomo, pasos
addthis_correoaddthis_twitteraddthis_linkedinaddthis_googleplusaddthis_facebookaddthis_addthis
 
Artículo relacionado con la sección de Gestoría y asesoría presencial

Darse de alta como autónomo, pasos

Artículo sobre Gestoría y asesoría presencial publicado por Doiser

Darse de alta como autónomo, pasos

Darse de alta como autónomo es una alternativa más que interesante para prosperar laboralmente. Ya te dimos las claves sobre cómo crear una empresa, pero en este caso te contamos todo lo que tienes que saber para convertirte en un trabajador autónomo. El sistema de trabajo por cuenta propia abre las puertas a emprendedores que quieran desarrollar su propio negocio y a otros expertos que decidan llevar las propias riendas de su empresa. Con todo, es necesario tener presente los pasos para establecerse como trabajador autónomo, algo que podemos aclarar fácilmente.

Principales pasos para convertirse en trabajador autónomo


El papeleo y la gestión administrativa puede llegar a parecer algo abrumador. Sin embargo, una vez que se tienen bien analizados los pasos la perspectiva cambia radicalmente. El motivo de ello es que el proceso es muy sencillo, así que cualquiera puede afrontarlo con total facilidad.

1 - Visitar la Agencia Tributaria


Poner la primera piedra en el camino para ser autónomo pasa por una visita a la sede más cercana de la Agencia Tributaria. El organismo es el encargado de gestionar los impuestos derivados de la actividad profesional y del alta de cualquier actividad, por lo que su papel es básico en el proceso.

Los encargados de recibir la solicitud son los que se encuentran en el Censo de Empresarios, registro en el que hay que darse de alta para que todo comience adecuadamente. Una vez realizado el censo se deberá cumplimentar el modelo 036, tarea que puede llevarse a cabo de forma presencial o a través de la sede virtual de Agencia Tributaria siempre que se disponga de un certificado electrónico.

El modelo 037 puede ser necesario en diversos casos, ya que se trata de una versión simplificada de los trámites que hemos expuestos antes. El 037 es válido para aquellos emprendedores que tengan ya un número de identificación fiscal, que no actúen a través de ningún representante y que tengan la misma dirección para su domicilio y para la sede de gestión administrativa. Tampoco debe tratarse de grandes empresas ni de aquellas que hacen ventas a distancia, las cuales están legisladas de un modo especial.

2 - Pasar por la Tesorería General de la Seguridad Social


Una vez cumplidos los trámites con la Agencia Tributaria llega el momento de pasar por las oficinas de la Seguridad Social. Los trámites aquí son varios, por lo que se deben tener presentes para que no se quede ninguno atrás.

El primero es el de obtener el número de afiliación si no se dispone de uno ya, situación que es la más común de todas. El siguiente paso es el de darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

A estos dos pasos le seguirá la inscripción de la empresa y la obtención del Código de Cuenta de Cotización que permitirá a la administración controlar las obligaciones legales que todo autónomo tiene.

El proceso es sencillo, pero se necesita de conocimientos para poder agilizarlo y no perder demasiado tiempo con él. Así, en la oficina de la Seguridad Social se debe solicitar el modelo TA0521. También se puede llevar a cabo el cumplimiento del mismo desde la sede electrónica de este organismo, y es que no hay que olvidar que desde el 1 de octubre de 2018 los autónomos estarán obligados a realizar todos sus trámites con la Seguridad Social de forma electrónica, por lo que es ideal comenzar desde ya a acostumbrarse a la pantalla del ordenador y olvidar la tradicional ventanilla.

Solo en el caso de que se vaya a realizar una inscripción como empresario será necesaria también la cumplimentación del TA.6 acompañado del número de Identificación Fiscal que se habrá obtenido en la Agencia Tributaria con anterioridad.

3 - Elegir una mutua


Este paso lleva en vigor desde 2007, ya que antes no era necesario. Sin embargo, desde esta fecha todo el que quiera convertirse en autónomo para ejercer su actividad laboral debe elegir una mutua o una entidad de carácter similar que gestione posibles incidencias a las que es posible tener que enfrentarse en el día a día.

La mutua o entidad gestora será la encargada de cubrir los riesgos por enfermedad profesional o accidente de trabajo. Estas contingencias se suman a la de incapacidad temporal y es obligado tenerlas todas acordadas con una mutua, por lo que la visita a una entidad de este tipo es otro de los pasos necesarios en el proceso.

Encontrar una es muy sencillo. La Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo ofrece información en su página web, aunque también se puede encontrar todo lo relativo a estas entidades en el listado de mutuas que ofrece la misma web de la Seguridad Social.

Con la visita a la entidad elegida se termina este paso, ya que los profesionales de la misma ofrecen el debido asesoramiento para completar el trámite.

4 - Apertura y licencias


Realmente se trata de dos pasos diferentes, aunque por estar íntimamente relacionados pueden incluirse en uno solo.

Cuando todos los trámites con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social han terminado y se dispone de una mutua para cubrir las contingencias propias de la actividad profesional, lo primero que debe hacerse es comunicar la apertura del centro de trabajo en el que se desarrollará la empresa.

La entidad encargada de recoger esta información es por regla general la Consejería de Trabajo de la comunidad autónoma en la que residas.

Como dijimos antes, la comunicación de la apertura está íntimamente relacionada con la solicitud y obtención de las licencias oportunas. Este paso se suele llevar a cabo con los entes municipales, aunque son muchos los casos en los que también intervienen las legislaciones y organismos de las comunidades autónomas.

Ahondar en el tipo de licencia a obtener es complicado, ya que cada tipo de empresa o negocio requiere de unas específicas que tienen que ver con la actividad que vayas a llevar a cabo. Es decir, un restaurante necesita unas licencias que una agencia de seguros no requiere y viceversa, por lo que cada situación debe analizarse de forma individual.

En definitiva, estos son los principales pasos para darse de alta como autónomo, una tarea que puede convertirse en algo de lo más sencillo siempre que se sigan los pasos adecuados o se cuente con el mejor asesoramiento profesional.

Descubre los artículos que te ofrecemos por categoría

Ofertas destacadas en Gestoría y asesoría presencial

Descubre estas maravillosas ofertas y aprovéchalas. Ahora puedes tener Gestoría y asesoría presencial al mejor precio

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí ».

Cerrar ley de cookiesCerrar