EL PORTAL DE AHORRO PARA EMPRESAS
Y PROFESIONALES
Atención al cliente
937127310
Estás viendo: Viajes y movilidad > Compra de coches > Articulos Comprar un coche: ¿cómo elegir el que mejor se adapta a ti?
addthis_correoaddthis_twitteraddthis_linkedinaddthis_googleplusaddthis_facebookaddthis_addthis
 
Artículo relacionado con la sección de Compra de coches

Comprar un coche: ¿cómo elegir el que mejor se adapta a ti?

Artículo sobre Compra de coches publicado por Doiser

Comprar un coche: ¿cómo elegir el que mejor se adapta a ti?
En los últimos tiempos, el mercado del automóvil ha evolucionado considerablemente y cada vez son más las tipologías entre las que es posible elegir. Así que si tienes pensado comprar un coche de empresa, es importante que conozcas los detalles de cada estilo y las prestaciones que puede ofrecerte cada uno de ellos. Dependiendo de la carrocería o del segmento comercial al que pertenezcan podemos encontrar una variedad bastante amplia. Pero ¿cómo saber cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades?

Para hacer la elección más fácil, aquí te damos unos ejemplos que pueden ayudarte a realizar la elección más acertada. Comenzaremos nuestro listado atendiendo al diseño exterior.

Para los que viajan en equipo y necesitan espacio y comodidad


Si este es tu caso, te planteamos tres opciones que pueden venirte como anillo al dedo:

  • Berlina. Es un tipo de turismo con tres volúmenes y sus tres zonas (habitáculo, maletero y capó) perfectamente diferenciadas. Puede contar con cuatro o más plazas y más de dos puertas, ofreciendo confort y buen espacio de carga. Las encontrarás en los segmentos D, E y F, en función de su longitud y su gama.

  • Sedán. Modelo de cuatro puertas muy parecido a la berlina, con la que a menudo se confunde. La principal diferencia es que este tipo de coche tiene la luneta trasera fija y completamente independiente del portón.

  • Hatchback o compacto. Cuenta con el maletero integrado dentro del habitáculo para pasajeros y puede ser de tres o cinco puertas. Se consideran automóviles de dos volúmenes o con escotilla trasera.

Para compaginar trabajo y vida personal


Si eres autónomo y no solamente vas a usar el vehículo para tu trabajo, los estilos más interesantes pueden ser:

  • Monovolumen. Maletero, cabina y capó se ubican en una sola unidad para aprovechar mejor el espacio. Es un modelo que te brinda amplitud, con gran capacidad de carga y que suele tener 5, 7 o 9 plazas. Por eso es perfecto si tienes familia numerosa.

  • Familiar o tourer. Es un tipo de automóvil conocido también como station wagon, break o ranchera. Dispone de un gran volumen interior que puedes emplear para colocar una tercera fila de asientos o bien para ampliar la capacidad para el equipaje. El techo es elevado y se extiende hasta el maletero, principal detalle que lo diferencia del monovolumen.

Para transportarlo todo


¿Te dedicas al reparto de paquetes y la capacidad de carga es tu prioridad? Quizás las siguientes sean las alternativas que más debas tener en cuenta:

  • Vehículo comercial ligero. Técnicamente es aquel que se dedica al transporte de mercancías o de pasajeros con fines lucrativos. Por tanto, dentro de esta clasificación podemos incluir cualquier modelo de los que hablamos a lo largo del artículo. No obstante, los más habituales son los que conocemos como furgonetas o camiones pequeños y todos aquellos de distribución urbana, fácil manejo y gran capacidad de carga.

  • Pick up. Está pensado también para el transporte de mercancías, puesto que en su parte trasera cuenta con una zona de carga descubierta donde puedes colocar objetos grandes. Puede venirte bien, por ejemplo, si te dedicas a hacer mudanzas. Se conocen también como camionetas.

Para los urbanitas


 ¿Tu día a día consiste en visitar clientes y te mueves constantemente por la ciudad? Tal vez debas valorar comprar un coche de cualquiera de los siguientes tipos:

  • Urbano. Turismo ideado para circular por ciudad y cuyo tamaño es reducido. La maniobrabilidad debe ser una de sus principales virtudes, por lo que lo tendrás sencillo para aparcar en cualquier lugar. El consumo de carburante es bajo, otra de sus grandes ventajas.

  • Subcompacto. Perfecto para que viajen cuatro personas cómodamente, puede tener tres, cuatro o cinco puertas. Es un modelo más completo que el urbano, cuyas prestaciones son mayores.

Para los que hacen kilómetros


 ¿Prefieres un automóvil que te dé seguridad en carretera para moverte por cualquier terreno? Apuesta entonces por alguno de estos tipos:

  • Todoterreno. Diseñado para ser conducido en superficies agrestes, la mayoría incorpora tracción a las cuatro ruedas. Perfecto si te mueves por áreas rurales.

  • SUV. Su concepto deriva del todoterreno, aunque es de corte deportivo y utilitario. De hecho, está adaptado para uso mayoritario en asfalto, ya que algunos no tienen caja reductora ni tracción 4x4, por lo que son menos resistentes al uso prolongado en condiciones de conducción adversas.

  • Crossover. Su apariencia es similar a la del todoterreno y sus dimensiones son algo menores que las del SUV. Es un vehículo transversal que se construye mediante un chasis monocasco.

Para los que valoran la imagen


¿Eres un alto ejecutivo y necesitas cuidar tu imagen conduciendo coches de alta gama? Quizás deberías decantarte por cualquiera de los del segmento F o por uno de corte deportivo:

  • Roadster. Su principal característica es que es descapotable y en el mercado se conoce también como cabrio, spyder, convertible o targa. No obstante, cada una de estas denominaciones tiene sus particularidades.

  • Coupé. Tiene dos puertas laterales y puede contar con dos o tres volúmenes. Junto con los descapotables, pertenece al grupo de los deportivos. 

  • Superdeportivos. Son coches generalmente de dos plazas y elevadas prestaciones que superan en precio y prestaciones a los deportivos. Conocidos también como hypercar, dentro de esta clasificación tan amplia podrás encontrar distintos tipos de carrocería, como por ejemplo los Gran Turismo (GT) y los Mega GT.

Clasificación por segmentos comerciales


En el mercado puedes encontrar seis diferentes, de la A a la F, y engloban los distintos tamaños y carrocerías de las que ya te hemos hablado. Es una clasificación progresiva en relación a las dimensiones y a las prestaciones del vehículo, siendo la A la que se corresponde a los modelos más sencillos y la F a los de gama más alta:

Así, los del segmento A oscilan entre 3,3 y 3,7 metros, los del B entre 3,9 y 4,2, los del C llegan a alcanzar hasta los 4,5 metros, los del segmento D 4,6 metros y los del segmento E y F se reservan a los que superan los 5 metros de largo. 

La capacidad y la potencia del motor son aspectos que también varían en cada segmento, un detalle al que también debes prestar atención al comprar un coche para tu negocio.



Hasta aquí nuestro resumen sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un coche. Esperamos haber arrojado un poco más de luz sobre el tema y que estos consejos te ayuden a tomar una buena decisión.

¿Sabes ya qué estilo es el que pega más contigo? Si es así, recuerda que en nuestro portal encontrarás concesionarios de coches que cuentan con todo tipo de modelos y marcas. Pídeles presupuesto sin compromiso y prepárate para conducir tu nuevo coche.
Descubre los artículos que te ofrecemos por categoría

Servicios más demandados

En Doiser encontrarás todo lo que necesites para tu empresa, pero estos son los servicios TOP del momento

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí ».

Cerrar ley de cookiesCerrar