EL PORTAL DE AHORRO PARA EMPRESAS
Y PROFESIONALES
Atención al cliente
937127310
 
Artículo relacionado con la sección de Control de presencia y vacaciones

Control horario: cuando no queda claro cómo fichar

Artículo sobre Control de presencia y vacaciones publicado por Doiser

Control horario: cuando no queda claro cómo fichar

Artículo redactado por Doiser

En Doiser tenemos expertos en Control de presencia y vacaciones que han realizado este artículo para ti. Esperamos que sea de tu interés.

Recuerda que en Doiser te ofrecemos también las mejores empresas y ofertas en Control de presencia y vacaciones. Descúbrelo ahora.

La ley que regula el control horario ya está en funcionamiento, pero parece que no es fácil adaptarla a los trabajos del siglo XXI (y a algunos otros que ya existían el siglo pasado). Con esto queremos decir que, pese a que su aplicación pueda ser perfecta para jornadas típicas «de 8:00 a 15:00», en otros supuestos no queda tan clara. Nos referimos, por ejemplo, a los trabajos a distancia o con jornada flexible. ¿Es este tu caso? Pues veamos los problemas que plantea el registro de jornada laboral para este tipo de profesiones y cómo puedes solucionarlos.

¿Qué tipologías de trabajo no entran en el estándar del registro de jornada laboral?


Hay más profesiones de las que parece donde se hace realmente complicado llegar a un consenso sobre cómo se ha de realizar el registro de la jornada laboral. Algunas ya se venían realizando desde hace años; si trabajas como comercial esto es algo que tienes más que claro. Otras, que se realizan desde casa, son más actuales. 

  • Comercial o vendedor a puerta fría
Normalmente, la empresa contrata al vendedor y este tiene vía libre para organizar el horario y la manera en la que va a promocionar los productos. Cuenta con el problema de que generalmente no hay jornada propiamente dicha, sino que se paga por objetivos. ¿De qué forma puedes llevar entonces el control de la jornada? Como vemos, este es uno de esos casos en los que la ley no es fácil de aplicar.

  • Trabajo a distancia o teletrabajo
Antiguamente ya se daba, sobre todo en industrias manufactureras —con las personas que se llevaban «tareas» para hacer en casa (como el pegado y costura de artículos de piel, por ejemplo)—. Pero ha ido a más, ya que el teletrabajo ofrece una flexibilidad muy apetecible que se extiende también a todo tipo de labores de oficina con ordenador. Si este es tu caso habrás comprobado que el problema no es tanto el fichaje en sí, que se puede hacer online, sino a la veracidad y fiabilidad del registro de horas. Hay muchos empleadores a los que aún les cuestas fiarse del registro si trabajas a distancia. Es una difícil cuestión y parece que la ley todavía no ha dado una respuesta.

  • Empleo a distancia desde el extranjero
Si trabajas desde fuera de España, aquí das con la misma problemática del trabajo a distancia normal, con el agravante de que te encuentras fuera de las fronteras “legales”. Este caso es y será cada vez más común ya que la globalización ayuda a que cada vez más empresas contraten personal para dar servicio al cliente en otro idioma o que necesiten estrategas del marketing en mercados extranjeros. El problema aquí es la duda sobre qué ley se aplica, si la española o la del país donde reside el empleado. Y, en caso de que te ciñas a la ley española para control horario, tampoco será demostrable el recuento de las horas. .

  • Empleos con horario flexible, otro problema para el registro de jornada laboral
Han dejado de ser novedad y, además, se incluyen en las tipologías que dan problemas con el registro horario. La jornada flexible se puede aplicar tanto en forma presencial como a distancia. Y, como vas a ver, en distintas modalidades.

Puede que la empresa haya fijado un margen de entrada flexible; esto es, un periodo de horas en el que puedes elegir cuándo entrar a trabajar (horario flotante). O existe la posibilidad de que la empresa establezca un horario totalmente libre. Aquí entrarían los problemas con los que nos encontramos en materia de conciliación familiar, por ejemplo.

También puede darse el caso de régimen de libre disponibilidad, donde la empresa paga un plus a cambio de contar con el trabajador fuera de su horario normal. La ley contempla esta modalidad solo en casos en los que sea «razonable» y, por supuesto, deben registrarse todas esas horas adicionales. Difícil situación, ¿verdad?

¿Existe alguna solución para este tipo de trabajos?


Realmente sí que han surgido algunas alternativas, que en su mayoría son aplicaciones (o software) de control horario para usar en dispositivos como ordenadores y teléfonos móviles

Algunas de estas herramientas incluyen también la función de geolocalización por GPS, muy útil para empleados que tienen que desplazarse del lugar habitual. No obstante, y mientras la ley no sea más específica en algunos aspectos, de ellas derivan nuevos inconvenientes.

¿Qué problemas acarrean las soluciones de registro horario si tienes una empresa?


El primer inconveniente es la falta de confianza empleador-trabajador, uno de los puntos flacos de la cultura de empresa en nuestro país. 

Por otro lado, está la problemática del control de datos, ya que los empleados deben registrar los mismos para usar este software. Ante un ataque informático a la aplicación, se corre el riesgo de que se sustraiga información personal. Esto se solucionaría con una aplicación que ofrezca un buen soporte y firewall de seguridad

Si la herramienta incorpora la localización GPS, el tema es aún más delicado. Pese a que la función garantiza el control de «asistencia», atenta contra la intimidad del trabajador. Este tendría que dar a la empresa su consentimiento expreso. No es una tarea sencilla; es delicado encontrar el equilibrio entre respetar la privacidad del trabajador y cumplir de forma rigurosa la ley de horarios.

¿Y si eres un trabajador?


El más común tienen que ver con la elección del sistema de fichaje. Es fácil estar en desacuerdo con los métodos de control de su empresa. ¿Qué pasa si unos empleados están a favor del control de asistencia por geolocalización y otros no? ¿Cómo se puede llegar a un acuerdo? 

Tú decidirás qué grado de intrusividad estás dispuesto a tolerar con estos sistemas. Además, ¿qué ocurre si prefieres cobrar por objetivos en lugar de por horas? No es una solución extraña, ya que hoy, en muchas profesiones como traductor, diseñador, programador, redactor... es la opción más común.


En resumen y como hemos visto, la solución no es sencilla en absoluto. Quedan muchos flecos sueltos a la hora de aplicar la nueva ley en los trabajos que tienen un componente flexible o se hacen en remoto. Mientras, aprovecharemos la facilidad que nos ofrecen los softwares de control horario pensados para estos casos, pero seguiremos necesitando que la Ley de Control Horario se haga más clara y termine de llenar esos vacíos. 

Servicios más demandados

En Doiser encontrarás todo lo que necesites para tu empresa, pero estos son los servicios TOP del momento