EL PORTAL DE AHORRO PARA EMPRESAS
Y PROFESIONALES
Atención al cliente
937127310
 
Artículo relacionado con la sección de Gestoría y asesoría online

Contrato temporal: tipos, características y requisitos

Artículo sobre Gestoría y asesoría online publicado por Doiser

Contrato temporal: tipos, características y requisitos

Artículo redactado por Doiser

En Doiser tenemos expertos en Gestoría y asesoría online que han realizado este artículo para ti. Esperamos que sea de tu interés.

Recuerda que en Doiser te ofrecemos también las mejores empresas y ofertas en Gestoría y asesoría online. Descúbrelo ahora.

Un contrato temporal es un tipo de acuerdo entre trabajador y empresario cuya diferencia con los demás radica en que tiene una duración determinada. Se trata del contrato que se debe aplicar cuando la duración del trabajo va a ser menor de tres años o, en su caso, de cuatro, por convenio colectivo. ¿Quieres conocer sus características más a fondo? Te las explicamos a continuación.

¿Qué es un contrato temporal?


Los contratos temporales (o de duración determinada) suelen ser los más utilizados por parte de las empresas cuando no saben todavía si les va a hacer falta a muy largo plazo contar con los servicios del trabajador. Si te estás planteando si tu empresa necesita contratar de forma temporal o realizar otra clase de contrato, es conveniente que sepas en qué consiste. 

  • Lo más importante que tienes que saber es que debes fijar la fecha de finalización del contrato.

  • Si la duración supera las cuatro semanas, tiene que hacerse por escrito.

  • Además, un contrato de este tipo permite que contrates a tu empleado en jornada parcial o completa.

¿Qué tipos de contratos temporales existen?


  • Contrato por obra o servicio: no tienen duración prefijada, pero está condicionado a que finalicen los servicios concretos. Es el caso de que, por ejemplo, necesites realizar una reforma en tu empresa y contrates directamente a un profesional que se encargue de un aspecto concreto que no sabe cuánto tiempo le va a llevar. 

  • Contacto de interinidad: es el que debes utilizar en el caso de que quieras sustituir a un trabajador que esté en excedencia o de baja. En el caso de la excedencia, siempre y cuando tengan derecho a reservar su puesto de trabajo.

  • Contrato eventual o por circunstancias de la producción: este tercer tipo es el que se utiliza si debido a las circunstancias del mercado se acumula una carga excesiva de trabajo o de pedidos. Por ejemplo, en Estepa, Sevilla, se fabrican mantecados que cuentan con un gran reconocimiento. En Navidades, la fábrica necesita contratar empleados temporales por circunstancias de la producción.

  • Contrato de formación y aprendizaje: pretende facilitar la inserción laboral de los jóvenes, pero debe tener una duración mínima de un año y tu empleado debe tener entre 16 y 25 años.

¿Cuáles son sus requisitos principales?


  • Para comenzar, tu empleado debe ser mayor de dieciocho años o tener autorización de sus padres o tutores, a menos que esté emancipado. 

  • Por otro lado, tendrás que cumplir ciertas obligaciones informativas sobre el tipo de contrato y su duración, tanto al empleado como a los representantes legales de los trabajadores. 

  • En caso de que hubiera un puesto vacante para un contrato indefinido, tendrás que informar, a su vez, al trabajador temporal. 

  • También tendrás que definir aspectos como las vacaciones o el salario, y si hubiera alguna cláusula especial, informar de la misma.

¿Tiene bonificaciones un contrato de duración determinada?


Las bonificaciones, al contrario de lo que quizás podrías llegar a pensar, existen también para los contratos temporales y no únicamente para los indefinidos. Antes de nada, queremos aclararte que se trata de deducciones en la cuota gracias a la aplicación de ciertos porcentajes de reducción que harán que tu empresa tenga un menor gasto en Seguridad Social. 

Algunas de dichas bonificaciones son las de la contratación de personas discapacitadas o las de desempleados de larga duración.

¿Cuáles son sus condiciones de rescisión?


  • La primera condición de rescisión de los contratos temporales es que finalice el período de duración determinada, del período de prueba, de la interinidad o de las circunstancias de la producción. 

  • También es posible que se produzca de mutuo acuerdo o que se generen modificaciones sustanciales en las condiciones de trabajo y el empleado decida no aceptar. 

  • A su vez, es posible que el trabajador dimita. Es necesario revisar el finiquito en caso de rescisión.

¿Qué implicaciones sociales pueden tener los contratos temporales?


Los contratos temporales suelen tener beneficios a corto plazo. Sin embargo, cada vez se insta más a las empresas a que opten por cambiar a los tres años o desde el principio a contratos indefinidos, a causa de que en determinadas ocasiones, este tipo de contratos genera repercusiones sociales en cuanto al empleo precario.

El contrato temporal puede ser el ideal si no sabes cuánto tiempo vas a necesitar los servicios de un trabajador o si, al contrario, sabes que vas a contar con sus servicios durante un corto período de tiempo. No obstante, te animamos a conocer todos los tipos de contratos para saber cuál se ajusta mejora a tus necesidades. 

¿Tienes dudas y precisas de ayuda experta para elegir la modalidad de contratación correcta? Entonces, recuerda que en nuestro portal encontrarás gestorías que pueden asesorarte y redactar la documentación precisa. Pídeles presupuesto sin compromiso y deja que los verdaderos profesionales te recomienden la opción más ventajosa para tu negocio.

Servicios más demandados

En Doiser encontrarás todo lo que necesites para tu empresa, pero estos son los servicios TOP del momento