EL PORTAL DE AHORRO PARA EMPRESAS
Y PROFESIONALES
Atención al cliente
937127310
 
Artículo relacionado con la sección de Seguros de responsabilidad civil

¿Cuándo puedes desgravar tu seguro de responsabilidad civil?

Artículo sobre Seguros de responsabilidad civil publicado por Doiser

¿Cuándo puedes desgravar tu seguro de responsabilidad civil?

Artículo redactado por Doiser

En Doiser tenemos expertos en Seguros de responsabilidad civil que han realizado este artículo para ti. Esperamos que sea de tu interés.

Recuerda que en Doiser te ofrecemos también las mejores empresas y ofertas en Seguros de responsabilidad civil. Descúbrelo ahora.

El objetivo de todo empresario y autónomo es, por supuesto, aumentar lo máximo posible sus beneficios. Desde este punto de vista, reducir los costes suele ser siempre una decisión correcta. Es aquí donde entra en juego la posibilidad de desgravar diferentes gastos anuales, y entre ellos los referentes a los seguros de responsabilidad civil. ¿Cómo y bajo qué requisitos puede hacerse? Vamos a verlo en detalle.

¿Cómo desgravar el seguro RC en la declaración de la renta?


A la hora de realizar este trámite es muy importante fijarse en las distintas posibilidades referentes a la reducción de gastos. En el caso del seguro de responsabilidad civil, siempre que seas autónomo, puedes contabilizarlo como cualquier otro gasto profesional.

Ahora bien, ¿cuándo se puede realizar tal reducción? En todos los casos en los que claramente la naturaleza de la póliza esté alguna alineada con los objetivos propios de la actividad profesional que se realice. Es decir, se ha de tratar siempre de una póliza cuya contratación obedezca, simple y llanamente, a objetivos propios de la actividad profesional y nunca a deseos personales.

Veamos cuatro ejemplos de casos claros en los que esta desgravación es posible:

  • Un regente de una cafetería ha contratado un seguro para salvaguardar la integridad física de cualquier visitante que pueda sufrir un accidente dentro de las instalaciones.

  • Un electricista autónomo ha contratado a una aseguradora para que cubra las indemnizaciones derivadas de posibles sobrecargas que dañen los electrodomésticos de sus clientes.

  • Un transportista cuenta con un contrato para cubrir los posibles daños que sufran las mercancías que transporta durante un viaje.

  • Un médico ha contratado una póliza de responsabilidad civil cuya finalidad es la de hacer frente a hipotéticas indemnizaciones derivadas de posibles errores en el diagnóstico o tratamiento de sus pacientes.

¿Qué otros seguros puedes desgravar?


Para saber si puedes deducir alguno de tus seguros al realizar la declaración de la renta el criterio que debes aplicar es el siguiente: si tienen relación estrecha con tu actividad profesional, entonces puedes desgravarlos.

Veamos algunos ejemplos:

  • Seguro de materiales: siempre que contrates una póliza de seguro destinada a cubrir los daños que puedan sufrir tus materiales de trabajo, la prima podrá deducirse.

  • Seguros de accidentes: en general, todo seguro que tenga la finalidad de cubrir los posibles daños derivados de accidentes sufridos por ti o tus empleados durante el ejercicio de vuestra actividad profesional puede descontarse.

  • Seguros de salud: se trata de un tipo de seguro estrechamente relacionado con el anterior. Siempre y cuando se trate de una póliza cuyo contenido principal gire en torno a la posibilidad de sufrir problemas de salud (no necesariamente accidentes) derivados del ejercicio de la actividad profesional, podrá realizarse el ahorro en su pago.

  • Seguros del automóvil: tan solo es posible deducir el pago de este tipo de seguro si se ha contratado para alguno de los siguientes tipos de vehículos.

    • Vehículos mixtos destinados al transporte de mercancías.

    • Los transportes destinados a la prestación de servicios de enseñanza a conductores mediante una contraprestación.

    • Los medios que sean objeto de utilización a cambio de un pago con habitualidad.

    • Transportes destinados a los de servicios de transporte de pasajeros a cambio de un pago.

    • Aquellos que se utilizan para los desplazamientos profesionales de agentes comerciales.

    • En general, los seguros de los vehículos dedicados a actividades laborales, siempre que pueda demostrarse que son para tal fin.

¿Qué opciones hay a la hora de desgravar un seguro RC?


A diferencia de otros gastos que pueden ser deducidos en distinta proporción según diversos criterios, en el caso de los seguros RC solo puede realizarse de manera íntegra.

Lo cierto es que las autoridades tributarias entienden el pago de la prima del seguro de la misma manera que la compra de material destinado al desarrollo de la actividad profesional. Por eso, en caso de que el seguro cumpla el requisito exigido (esto es, que cubra eventualidades derivadas de la actividad profesional), podrá descontarse su pago en la declaración de forma total.

Ahora que sabes cómo deducir completamente esta prima al realizar tu declaración de la renta ¿a qué esperas para contratar un seguro RC si aún no lo tienes? Consulta con los expertos que encontrarás en nuestro portal y pídeles presupuesto sin compromiso. Ellos se encargarán de recomendarte la cobertura que mejor se adapte a tus necesidades concretas para que cuentes con un extra de tranquilidad.

Servicios más demandados

En Doiser encontrarás todo lo que necesites para tu empresa, pero estos son los servicios TOP del momento